Nuestras coberturas más básicas ofrecen un alto nivel de seguridad y garantías para los propietarios de inmuebles, aunque disponemos de distintos niveles de gestión del alquiler para satisfacer incluso a aquellos que no quieren preocuparse por resolver averías, cambios de suministros, etc… y desean que nos ocupemos de tratar con el inquilino.
Desde nuestro plan más “básico” ofrecemos seguridad al propietario, aunque es posible añadir funciones en la gestión del alquiler personalizadas.

PLANES DE SEGURIDADCUSTODIOBASICO
CUSTODIOESTANDAR
CUSTODIOTITÁN
Selección de inquilino y estudio de solvenciaIncluidoIncluido
Seguro de impago de alguileres6 meses12 meses12 meses
Deshaucio y costes legales incluidosIncluidoIncluido
Cobertura de actos vandálicos del inquilino hasta 3.000€ sobre continenteIncluidoIncluido
Cobertura de actos vandálicos del inquilino sobre contenido *No incluidoIncluidoIncluido
Servicio de asistencia jurídica y costes legales incluidosIncluidoIncluido
Valoración y reportaje fotográfico del pisoIncluido
Orientación jurídicaIncluido 
Otros servicios
Tramitación y cambio de suministrosOpcionalOpcional
Informe pericial de estado de viviendaOpcionalOpcional
Gestión de averías durante el contratoOpcionalOpcional

* Cobertura conjunta de contenido y continente hasta 3.000€.

Hay un plan para cada necesidad de cada propietario. Incluso para aquellos que quieren alquilar pero no desean preocuparse de averías y problemas. En CUSTODIO puede alquilar ¡Incluso sin tener que conocer a su inquilino!

Con nuestro plan CUSTODIO Titán nos ocupamos de gestionar todo cuanto sea necesario de su contrato de alquiler. Especialmente diseñado para aquellos que viven en otras provincias o, simplemente, desean olvidarse de las engorrosas gestiones de averías y otros inconvenientes.

¿Qué servicios y gestiones incluye el programa TITAN?

Gestión los cambios de suministros a la entrada y salida de su inquilino

Recepción de llamadas durante la vigencia del contrato

Verificación de la existencia de averías (En muchas ocasiones tan sólo se trata de pequeños problemas, como purgar un radiador)

Determinación de a quién corresponde correr con los gastos (En base a la Ley de Arrendamientos Urbanos) en caso de avería

Determinación de a quién corresponde correr con los gastos (En base a la Ley de Arrendamientos Urbanos) en caso de avería

Aviso al propietario solicitando autorización para reparar (En caso de que les corresponda reparación de la avería)

Envío del técnico competente para realizar la reparación y que certifique el motivo de la avería.

A la salida de su inquilino, visitaremos el inmueble para comprobar que su estado es correcto y que no existan daños ajenos al uso y disfrute normal de la vivienda

Realización del informe de estado del inmueble después del alquiler, reflejando posibles divergencias en comparación con su estado previo al arrendamiento.

Con CUSTODIO, tenemos un plan para que las garantías, seguridad y comodidad de su alquiler se ajuste a sus preferencias.